sistema-solar SANTIAGO DE CUBA.— Quien imagine la Fiesta del Fuego como mera celebración, se equivoca. Este es un espacio para la reflexión y la confrontación de experiencias vitales, que se expresa no solo mediante las nutridas y fecundas sesiones teóricas del coloquio El Caribe que nos une, sino también en la propia dinámica de las presentaciones artísticas. El espectáculo de gala del Invitado de Honor, en el teatro Heredia, fue una muestra elocuente de cómo las culturas populares del Caribe colombiano se convierten en acto de resistencia y defensa de identidades amenazadas. (Leer mas)